BUSCANDO BESOS ENCONTRE HUMEDAD

Este espacio lo utilizo para escribir lo que me apetece, a veces, tiene que ver conmigo y otras con lo vivido sin ser el protagonista, pero siempre estoy de acuerdo con reflexionar sobre lo escrito.

al otro lado del teclado estoy yo y quien me lee, ojalá algún dia la humedad solo sea de los besos que me das.

domingo, mayo 14, 2017

A media tarde






Las mantas alejadas, casi al pie de la cama
la almohada húmeda de la noche larga
el sol atravesando impertinente los recodos que le deja la ventana
el calor recorriendo cm a cm la piel del cuerpo
el cansancio sonando en el despertador
la música, agua de cuarto de baño
los zapatos bocarriba tirados sin gracia
y cuerpos destrozados
por el tiempo



noches de verano en plena primavera
cuerpos desnudos sin ganas de tocarse
manos que se alejan
pies que se tocan
olor a noche
frío de madrugada
sabanas arrugadas
noche de verano en plena primavera.


El libro abierto sobre la mesa
el texto negro
las pocas ganas de estudiar
la cabeza en otro sitio
un café, una mirada al washapp
un cerrar los ojos.
Mirando el reloj y no pasa el tiempo
agobiado por la falta de minutos
y a la vez, deseando que no quede ninguno
de este maldito domingo
primavera de estudiante
pereza de ocupar la cabeza
con textos que no hablan
de las pocas ganas de estudiar
que tengo.
Maldito domingo de primavera.


Se acabaron las miradas insinuantes
ya no te miran con ganas
a veces, como mucho, con lástima
ya te hiciste vieja
y te gusta y te da la gana
ya nacieron las arrugas
que el tiempo y tu vida
te fue regalando
ahora, en estos momentos
te ríes a carcajadas
porque eres tu quien miras descarada
quien devuelve,
como si nada
tantos años, sintiéndose acosada
ahora eres tu la que miras
y miras
y miras
porque te da la gana.


Cinco cajones en el armario
cinco cajones blancos
en el primero, doblados con esmero
los slips, los tapa huevos.
El segundo, en fila
como soldados de un ejercito
los calcetines, lisos y de rallas
los últimos para las batallas.
el tercero, ahí
ahí van los cortos,
los que no dieron la talla
los tobilleros, los pequeñuelos.
El cuarto es mas entrañable
porque está lo que nadie quiere
lo que no tiene sitio
los olvidados, los parias del armario.
y por último el quinto,
ahí se guardan tesoros
slip y boxer de marca
para ocasiones especiales,
un domingo de Ramos
o un descalabro
que vivan los tatuajes
si de eso estamos hablando.

                                                Castelo, 14 de mayo 2017


domingo, mayo 07, 2017

decir TE QUIERO





Decir TE QUIERO es sencillo cuando se lo dices a la persona que puso todo su empeño, en que nacieras, te alimentaras de su magia siendo un bebe, rieras con sus caricias y notaras su calor cuando aún no sabias que el mundo era bastante frío. 

Decir TE QUIERO a quien te cuido y alimentó tu alma llevándote cada día al colegio, aguantando tu llanto con un pellizco en el estomago, a quien a pesar de la lluvia y el viento, sacrificó para que aprendieras tanto como el infinito. 

Decir TE QUIERO a quien sufría cada vez que tomabas la calle como tu bandera, y a tus amigos como tu familia, a quien no dormía hasta escuchar el último cierre de puerta, a quien a pesar de todo, siempre tenia una sonrisa en los labios para despertar la mañana. 

Decir TE QUIERO a quien está siempre a tu lado sin preguntar nada, sin dar ordenes, sin pedir nada a cambio, solo ahí, al otro lado del beso, del abrazo, del llanto, de la risa, a quien a pesar de los pesares siempre tiene un plato caliente para ti sobre la mesa. 

Decir TE QUIERO a quien envejece haciéndote libre, sin decir nada, para que tu lo digas todo, y te equivoques y vuelvas, y te encuentres los brazos abiertos, y vuelvas a marcharte y vuelvas a equivocarte, y vuelva a esperarte con su sonrisa, porque sabe, que ya vuelas por ti solo, sola, que eres libre, que si vuelves es por amor. 

Decir TE QUIERO hoy, es demasiado fácil.


                                                     Jose L. Salvador Castelo
                                                                        Mayo 2017
                                                                    a mi Mamá

lunes, abril 03, 2017

¿ESCRIBIR?







Era de internautas, Instagram y Facebook, los washapps y los amigos y amigas, los emails, los grupos y el trabajo, los cambios de hora, el sol, la luz hasta las tantas en la calle, los bares y sus tapas, las fiestas, cumpleaños, Semana Santa y Ferias, la tele y sus secuaces, la familia, los hijos e hijas paridas, los que llegan y los que se van, las desganas y el sofá, el café a media tarde, las clases del gym, la sauna, el destemple, los pasteles, las risas y las pocas ganas, los viajes, las paradas, todo o nada.

¿Escribir? Después de todo eso, pocas ganas, o todas o ninguna, sentarse juntar las letras, darle sentido a las palabras, hambre en Sudán, Independencia en Escocia, referéndum catalán, atentados en Londres, Brexit y Trump, muerte al planeta, conquista del espacio, entrega de comida en los supermercados, violencia de género, micromachismos integrados, trabajo a destiempo, riqueza empobrecida del que curra cada día, miles de palabras para juntar y jugar, y leer y escribir.

La vida vuelta hacia adelante no se para, para nadie, no deja lugar a dudas su destino es avanzar nos guste o no, y aquellos que no avanzan, aquellas que se quedan atrás, la vida, esta, la que tenemos no espera, sigue hacia adelante, ni Miguel, ni Ramón, ni Luis, ni Vanesa, ... pudieron esperar, mejor dicho la vida, la que tenemos, la que conocemos, no los espero, los dejo tirados en la cuneta, ahora solo nos queda el recuerdo y la memoria. Recuerdo para sentirlos cerca y memoria para que no se olvide su paso por esta nuestra vida.

Escribir, es jugar con las palabras para expresar lo que el corazón, músculo vital, es capaz de sentir, escribir, para que la memoria no traicione ninguna de nuestras experiencias y lo vivido sea fruto de nuestro presente e impulso para encarar el futuro. Escribir para dejar dicho, como una sentencia judicial, lo que quisimos y no fue o lo que fue y no quisimos, escribir para relatar cada una de las letras que nos entraron a traición unas veces por la cabeza, otras las más, por debajo del pantalón,

Escribir porque muero en cada letra que dejo, pero revivo en cada una de las que me guardo, si no escribiera no moriría pero tampoco estaría vivo, escribir porque me da la gana, por pereza y por desgana, escribir para joder al escribiente, al poeta, al novelista, al premio Nobel, escribir para aprender, escribir porque nos falla la palabra.

La palabra, las letras, la escritura, mil y una formas de expresar lo que fuimos y seremos, lo que amamos, porque hablar, solo hablamos de amor, sea este amor filial, amor de vida, amor de lucha, amor de amar, o desamor, por el que odiamos, o lo que odiamos, desamor por el poeta muerto o por la poesía encadenada, desamor por el padre maltratador, por la madre alejada, por el hermano olvidado. Amor o desamor, no sabemos nada más de la vida que esas dos simples palabras, resumimos nuestra historia, la de la humanidad en esas letras, amor en los cristianos, de su Dios por la humanidad, desamor muerto en la Cruz, amor de Adan y de Eva, desamor por la manzana prohibida, amor de Sor Ines de la Cruz, desamor por la Vizrreina de Mexico.

Amor por escribir, desamor del escribiente, musas por amor, amor por desamor, miles de libros, millones, canciones más que rayos tiene el sol, pero todas cogidas de una en una (como dijo el poeta), todas repito, hablan de amor o desamor.

No se que escribir, ni que contar, me atonto ante letras que no entiendo, me duele la cabeza ante palabras que no existen que no salen, no se que escribir mientras estoy escribiendo.

Después de todo, ¿quién me está leyendo?

Primavera de 2017, en plena cuaresma del mes de abril.
Jose Luis Salvador Castelo


viernes, diciembre 30, 2016

NO TENER MIEDO



Otro año más se acaba

Mil razones para odiarlo, aunque solo con una hubiese bastado, otras mil para quererlo, solo una era necesaria para conformarnos.

Nos hemos acostumbrado, nos han acostumbrado, creo que es lo que querían, a ver lo menos malo como bueno, acostumbrarnos a nuestros despojos como moda, a los engaños como mentiras piadosas, a la tiranía como forma indiscutible de salvar la vida.

Cada día, a cada hora, nos han recordado lo malo de la enfermedad, del cáncer, de niños y niñas en hospitales, de jóvenes deportistas luchando por una año más de vida, amigos muertos en el camino por esa maldita enfermedad, nos han recordado cada minuto cada segundo, la suerte de estar sanos y vivos.

Cada segundo de cada minuto, nos acercaban al salón de nuestra casa un gran charco de agua, lleno de barcazas rebosando de gente desconocida, de niños ahogados en una playa, de mujeres gritando el dolor de la muerte en el mediterráneo, de un papa  entre guardaespaldas visitando a los desahuciados de la tierra.

Cada segundo, nos acercan catástrofes naturales, terremotos que asolan la tierra, la vida y las casas, guerras que destruyen años de felicidad, casas arrasadas con las vidas de la gente, hospitales destruidos por bombas compradas en occidente, aviones accidentados por falta de combustible, coches destrozados por la velocidad, por el alcohol, por las drogas.

Cada pestañear, nos han acercado a políticos corruptos, nos han puesto la cara de los que defienden un mundo dividido, han ganado democráticamente aquellos que piden más guerras, más armas, menos justicia, mas soledad, menos solidaridad.

Y hemos tenido miedo, miedo a ponernos enfermos, miedo a tener que participar de una guerra, miedo a tener que irnos lejos de los nuestros donde no somos queridos, miedo a políticos que pregonaban la venganza como herramienta para cambiar el mundo. Mucho miedo, tanto miedo, que hemos obedecido sin rechistar.

Hemos obedecido votando al menos malo, para que nada cambiara por miedo, hemos aceptado trabajos de esclavo para que nadie dudara de nuestras ganas de trabajar por miedo a tener que marcharnos, hemos estado enfermos y no hemos acudido a los hospitales para no generar gastos porque aún estábamos vivos, por miedo no hemos avanzado ni un paso más.

Hemos borrado nuestra sonrisa, porque no son tiempos para sonreír con tanta enfermedad, guerras, accidentes y corruptos, hemos aprendido a estar tristes, a no lamentarnos, ni siquiera a quejarnos, porque alguien estaba saliendo por la tele mucho peor que nosotros, que nosotras.

Y han conseguido, un año 2016 triste, oscuro, infeliz, amargado, pero controlado, ni una sola revolución, ni de primavera ni de invierno, las calles solo se llenan de gente para comprar en silencio, o para pedir que no nos sigan quitando más de las escuelas o de los hospitales, y con miedo por si éramos fichados y el trabajo se volvía imposible para nosotras y nosotros.

2016, ha sido el año de ellos, de los amos de la guerra, de los que controlan los medicamentos para que nuestra cura ocurra después de miles de muertos, de los que mandan en las esferas de poder mientras se llenan sus bolsillos de oro, sus mansiones de sirvientes licenciados, y sus empresas, de trabajadoras esclavas y esclavos con contratos basura. Este 2016 ha sido su año.

Dejando entender que los territorios podían ser independientes mientras controlaban sus bancos, salarios, impuestos, cárceles, jueces, policías, colegios y hospitales. Y los hemos creído, por miedo. Porque sacaron del juego a mundos más grandes con el Brexit jugando a ser independientes, mientras seguían controlando sus bancos, salarios, impuestos, cárceles, jueces, policías, colegios y hospitales.

En 2016 hemos tenido mucho miedo, y nos sentimos culpables de tenerlo, y aquellos que no lo tienen, o que lo disimulan mejor, nos recuerdan constantemente a quién hemos votado, que contrato hemos aceptado, a que manifestación no hemos ido, que enfermedad hemos escondido, porque fin de guerra hemos rezado, ellos y ellas, nos han recordado cada uno de nuestros miedos, y han creído que éramos el enemigo, y en eso, hasta yo que tanto escribo y hablo estaba tremendamente equivocado.

He estado en los dos bandos, a veces con miedo, mucho miedo, a la enfermedad, al paro, al ruido del motor de un camión en los puestos navideños, al habla árabe y mochilas olvidadas, he tenido miedo a veces sin saber por qué. Y he maldecido a los que votaron a los gobernantes que infunden ese miedo, y he maldecido a los que con sus gestos o sus acciones perpetúan a los poderosos, sin saber que ellos y ellas tenían el mismo miedo que yo.

El enemigo no éramos nosotros, ni nosotras, el enemigo no ejerció su derecho al voto, sino que se quedó con los votos, el enemigo no fue a la guerra sino que creo la guerra, el enemigo no entro en hospitales públicos recortados de sanitarios y medios, sino que pago con nuestros impuestos su propio hospital y se llevó a los mejores, que estudiaron en las universidades que habíamos pagado. Los enemigos son los que se ríen, los que no tienen miedo, porque tienen de su lado a los jueces, a los policías, a los mercados, a los bancos, al oro y al moro. El enemigo es el que hace las leyes para que tengamos miedo y si dejamos algún día de tenerlo seamos encerrados por desobedientes.

El enemigo no eres ni tú, ni yo, aunque pensamos diferente, el enemigo nunca hablaría con nosotros ni con nosotras, solo ordena que le tengamos miedo.

2017, tiene que ser el año donde se acabe el miedo, tenemos que gritarlo, aunque temblemos por dentro, tenemos que decirlo aunque nos llamen locos, aunque nos llamen extremistas, aunque ni siquiera nos llamen. Locas por vivir, por reír, por participar, por cambiar, por ver y mirar el mundo como un lugar de todas, de todos. Locos, por estar locos.

Es el año del NO MIEDO, 2017, perderemos el miedo a ser despedidos por reivindicar el derecho a dejar de ser esclavos y esclavas. Perderemos el miedo a estar en nuestros hospitales cuando nos sintamos enfermos y exigiremos que los mejores profesionales se queden con nosotras y nosotros, con la gente que hemos pagado sus universidades, sus investigaciones. E iremos al lado del maestro, de la maestra, que se deja la piel por quitar el miedo de la infancia, de la juventud, por enseñar un mundo más justo, donde se ríe y se ama, donde se lucha y también, se sufre, pero sin miedo, y aprenderemos matemáticas, idiomas, historia, filosofía, pero sobre todo aprenderemos la importancia de la palabra, de ella parte la posibilidad de perder el miedo.

Al 2017, solo le pido, no tener miedo, el resto déjamelo a mi, que ya de locura llevo un punto dado, suficiente para reír, luchar, sufrir, y vivir,

FELIZ 2017
Año Internacional del No Miedo


Jose Salvador diciembre 2016

martes, diciembre 06, 2016

La Habana









La historia no se encuentra en su mejor momento, la ideología dominante, ha hecho repuntar los fascismos, alguien decía que son iguales las dictaduras de derecha o de izquierda, probablemente sea verdad, pero si Cuba fue una dictadura, no es posible compararla con los fascismo que dominaron Europa en el siglo pasado, ni por asomo, ahí están las estadísticas, de educación. de sanidad, pobreza infantil, de esperanza de vida, etc... pero no seré yo quien defienda la Cuba de Fidel, pero si reivindico la Revolución que acabó con el prostíbulo del dictador/golpista Batista al servicio de los Estados Unidos, fue necesaria, obligada y sobre todo decente, una Revolución de la dignidad, donde el ser humano tomó el eje de la razón del Estado. El resto, el paso de los años, las políticas y alianzas desarrolladas, lo juzgará la historia, pero sobre todo y así lo espero, el pueblo cubano.

Ahora, enterrado el muerto, sin honores pomposos, ya decía que la historia no permite fastos grandilocuentes a personajes como Fidel, no corren tiempos para revolucionarios, hasta sus defensores lo tienen que hacer con la boca pequeña para no escuchar aquello de "pues vete a Cuba", como si la solución a los conflictos fuese así de sencilla.

He oido, a gente culta, o por lo menos letrada, comparar a Fidel, con LePen (Francia), Umberto Bossi(Italia), Norbert Horfer (Austria) Trump (EE.UU.) todos ellos dirigentes de la extrema derecha europea y un Norte Américano, racista, xenófoba, homófoba y excluyente. Unas ideologías que nos recuerdan al avance de las ideas fascistas de Mussolini en Italia o Hitlert en Alemania, y todos y todas sabemos su legado: millones de muertos en campos de concentración y una guerra mundial. Comparar a Fidel Castro, con esos personajes me parece como mínimo injusto, rayando la indignidad de quien lo hace. Seguro que Fidel tendrá muchas cosas por las que ser criticado, estoy seguro, pero compararlo con la extrema derecha europea me parece ridículo.

Como decía, quemado y enterradas las cenizas del muerto, quedan los vivos, ¿Quién se ocupará de ellos?, ya no está Fidel, ni ausente, ni presente, simplemente no está. Pero queda Cuba, toda una isla, todo un pueblo, una pequeña Isla hasta ahora independiente en medio de un mundo maniatado por las grandes potencias, los intereses políticos estratégicos y las economías de un mercado libre que es capaz de hundir un país en minutos (veasé Grecia, Irlanda, …), y ahí está Cuba, el caribe, con su verdad y con su mentira, con su doble moneda y su doble moral, pero Cuba. ¿Quién pondrá en marcha el proceso para que los cubanos y cubanas libre y soberanamente decidan como integrarse en esta nueva era?. Los Estados Unidos de América tienen a Trump, el mismo se define con sus ideas y sus actos, si capitanea ese cambio, Cuba volverá a ser el prostíbulo que puso en marcha el dictador Batista. Si lo hace Europa, quizás las libertades individuales sean un eje de acción a cambio de poner en marcha una economía de mercado que pondrá la isla en venta para las grandes fortunas, casí seguro ninguna cubana. Jodida esta la cosa, parece ser, la opción rusa ni se cuenta por las pocas posibilidades de plantear una alternativa diferente a la de Trump.

O el pueblo cubano se arma de valor, busca líderes locales y nacionales, que apuesten por un desarrollo sostenible de la isla, de sus productos y su turismo, con un desarrollo de las libertades individuales, comunitarias y políticas que avancen en el espíritu crítico que soñó cualquier revolución, o por desgracia, el gran lobo que lleva esperando desde aquel año nuevo de 1959, devorará la Isla, y las dentelladas las sufrirá solo el pueblo cubano. Ahora es momento, de otra revolución. ¿Alguien dispuesto a liderarla?.
Viva mi Cuba, mi son. “ y verán que no exagero, si al cantar la habanera repito: La Habana es Cádiz con más negritos, Cádiz la habana con más salero. Carlos cano.”.


Jose Salvador, acabando el año 2016 un 5 de diciembre.

jueves, noviembre 03, 2016

¿Estado o Estatus?










Un pais, como cualquier tipo de asociación, necesita de unos mínimos de control y organización para funcionar, hasta los más anarquistas están organizados, en eso, casi todos y todas podemos estar de acuerdo. Luego situar cuales son esos mínimos y cual ha de ser el control, es más complicado y aparecen las diferencias, grandes o pequeñas, que imposibilitan muchas veces que un país pueda ser gobernado.

El reparto de la riqueza, la inversión en Educación Pública, en Sanidad Pública, en infraestructuras, en investigación, en Servicios Sociales, a la igualdad, en ayudas varias al empleo, a las empresas, ayuda exterior, aportación a los países empobrecidos, …. ahí, fundamentalmente radican las diferencias. ¿Pueden ponerse de acuerdo dos partidos políticos que en sus escritos o programas proponen un reparto diferente? A simple vista y sin buscar más historias, uno diría que sí, en aquello que (aún con diferencias pueden acercase posturas) en inversiones varias, ampliación de derechos y libertades, organización del Estado, aportación al exterior, ….

Si los dos puntos anteriores están claros, ¿Cual fue el problema principal para que la propuesta del PSOE para gobernar no fuera apoyada por PODEMOS y cual ha sido la propuesta del PP actual para que si cuente con el apoyo/abstención del PSOE? En la primera parece claro, no habia (lo digo desde la ignorancia total) posibilidad de acercar posturas en cuanto a las grandes inversiones (educación, sanidad, servicios sociales, vivienda, …) ni el más mínimo acercamiento, y tampoco posturas convergentes en cuanto al modelo de Estado, es decir, a la organización y composición social y territorial del mismo, por lo tanto, si eso era así, no fue un fracaso, simplemente se quiso juntar el agua y el aceite, algo que no era posible (¿realmente fue eso lo que pasó?, yo no lo creo).

Y el PP, porqué obtiene el apoyo del PSOE para formar gobierno, con su abstención, pero apoyo al fin y al cabo. Durante toda la campaña electoral, diría más, durante la legislatura anterior el Partido Socialista ha basado su trabajo en denunciar el daño que las políticas económicas y sociales del PP le hacen a la ciudadanía, unas políticas (según los del Psoe) que estaban creando grandes brechas sociales entre ricos y pobres, que había expulsado a jóvenes talentos fuera del territorio nacional, unas políticas fracasadas y negativas para la clase media, para los y las trabajadoras, unas políticas que han empobrecido no solo a aquellos que estaban en la cuerda floja, sino a la propia clase trabajadora que le cuesta sobrevivir con el bajo salario que percibe por su trabajo. Todo eso, y mucho más, han denunciado los del Psoe sobre las políticas del PP.

Parece claro que la abstención no se ha podido basar en acercamientos a posturas sobre inversiones en educación, sanidad, ... y derechos sociales, o libertades. Solo nos queda el primer punto, los dos están de acuerdo en el tipo de Estado, de organización del mismo, del control, de ahí la abstención de “los socialistas”, entrecomillo por primera vez, porque llegado a este punto uno tiene sus dudas sobre el sentido de la palabra socialista o socialdemócrata.

Aclarando: con Podemos no hay acuerdo porque las políticas económicas y la organización del Estado con incompatibles, tanto para el PP como para el Psoe. Sin embargo, el Psoe si facilita el gobierno al PP porque están de acuerdo en el sentido de Estado (¿Qué será eso?), en la necesidad de un gobierno aunque sea en minoría y con problemas judiciales de corrupción, políticas antisociales, …., antes que volver a preguntar al pueblo.

Conclusión: El PSOE, ha perdido su seña de identidad socialdemócrata, para ellos es más importante que un país tenga gobierno, indiferentemente de las acciones que lleve a cabo dicho gobierno, aunque estás políticas sean la erradicación del estado del Bienestar, cuando este último ha sido el leitmotiv de la socialdemocracia en toda Europa.

¿Que sentido de la vida, de las personas, de los conceptos, felicidad, humanidad, confort, alegría, libertad, participación, solidaridad, compromiso, etc. puede tener un partido político que es capaz de anteponer todo eso, por el simple hecho de no repetir un proceso electoral?. ¿Qué moral pueden tener unos dirigentes que son capaces de aparcar sus propios principios para que gobierne un partido político con problemas de corrupción graves, con políticas antisociales, con miles de personas desahuciadas, con inmigrantes que vuelven a su país de origen con el sueño destrozado, con miles de jóvenes que se alejan de su entorno, de su familia, a la fuerza, para buscar el sustento del día a día en culturas y países ajenos.

¿Os habéis preguntado alguna vez, si todos ellos, todas ellas, querían un gobierno que siguiera aplastándolos, quitándoles día a dia oportunidades, deseos, sueños, ganas, ¿os lo habéis preguntado? Porque en la respuesta a esa pregunta, teníais la alternativa, no en la abstención a la investidura del PP, no en facilitar otro gobierno de Rajoy, no en facilitar la puesta en marcha de las mismas políticas económicas. 

La ALTERNATIVA estaba en la respuesta a esa pregunta, en cada una de las miradas, de las esperanzas, en cada uno de los sueños, de las ganas, del sentido de la vida, de la moral, de la libertad, de la solidaridad, que millones de españoles y españolas expresaron en las urnas aquel diciembre y este junio (más de diez millones), ahí esta la respuesta.

Espero paséis un largo purgatorio, para que cuando os volváis a dirigir a la izquierda, a la clase trabajadora, a pedir el voto, desaparezcáis antes que volver a engañar.



Noviembre, sin haber votado por tercera vez, con gobierno por gracia y obra de la jerarquía política, que como la curia, solo responde ante un Dios misericordioso, su propio estatus.

viernes, octubre 28, 2016

AMIGO DEL ALMA, COMPAÑERO



Ojalá fuera Lorca o Miguel Hernández para escribirte como él le escribió a su amigo Ramón Sijé, o ese gracias a la vida de nuestra ausente Mercedes Sosa. Música y poesía que nos ha acompañado a lo largo de la vida, hoy nos acompaña al final de la tuya.





Su moto ruidosa, su melena por el hombro y su anillo azul, mucho más famoso entre los jóvenes del Alquian, que los chistes malos de chiquito de la calzada. Desde las azoteas se lanzaban merengues contra las viejas, y a las puertas del local se ligaba como se podia, o con lo que se podia, eran tiempos de porros, cervezas y motos. Así, en grupos, en compañía siempre fué pasando su adolescencia y su juventud, reivindicando el derecho a ser feliz, a una vida digna, donde el trabajo fuese realmente nuestra fuente de riqueza para tener un hogar y todo lo que ello lleva aparejado, el derecho a una juventud para disfrutarla, y pasaron los años y el tiempo borro de nuestra cara la inocencia aprendida en el barrio.

A las tantas y de estriar con olor a sulfatos, en el Ford y ya donde la noche habia tomado su posición, cansado y algo malhumorado pues el campo, eso tiene, que no dá para ser feliz, una ducha, algo de tele vieja, la tele porque él, nosotros éramos aún demasiado jóvenes para saber que estábamos construyendo nuestra vida. Con algo de hambre de todo el día y el frigorífico casi o vacío, pues éramos dos ejemplos claros de la clase trabajadora de antaño, así que un vaso de leche, algo de charla, y a la camita que al día siguiente lo esperaban de nuevo aquellos cuatro plásticos.

Pasaban los días entre estrías de tomates, viajes al centro de la ciudad donde vivíamos, los grupos donde reivindicábamos nuestra vida y aprendíamos a manejarla mejor, donde conocíamos a los que nos iban a acompañar después en los años venideros. Exultante de juventud, derrochador de vida.

Risas, hambre y risas, a comer a casa de Jose, que su mama cocina bien y no teníamos dinero, y la mamá de Miguel hacia mientras las cortinas y las fundas del sofá. Era la calle Hilera, donde se fraguaron amores de una noche, sexo rápido y fugaz, y primeras experiencias, donde hubo niños saltando de habitación por la parte más dificil, como hacen los crios, presidentes internacionales, cenas, café y comida, algo de miedo, como acompaña a toda casa vieja y con la vida de aquella lavadora que nunca llegó, pero sobre todo gente, mucha gente, mucha vida, y él siempre dispuesto, siempre atento, sin faltar al detalle.

Solo la parte de delante de la camisa y el chaleco, para que gastar más tela, noche vieja de marcha, de estreno, a ligar, no sería guapo, ni esbelto, ni alto, ni agraciado en la palabrería, pero era el que más ligaba, porque le echaba a la vida, eso que nos cuesta tanto ponerle, morro, picante, pimienta, sabiduría de barrio, así era Miguel un tio de barrio, del Alquian.

Se añadieron dos más a la familia, los chicos de oro, nos llamaban cariñosamente, vivíamos bien, donde queríamos y con quien queriamos, con la dureza del compartir aprendimos del mundo, eso, la importancia de lo esencial y no de lo material, aunque mil millones de veces caemos en lo contrario, pero lo hemos vivido y eso no nos lo quita nadie. Zapillo, mar, amores, risas, cristales rotos, vida, vida, vida.

La calle Granada, Ansgar, la alemana, los amores, la adolescencia y juventud mezclada con la experiencia, las reuniones de convivencia, los tes saharauis, tus risas, tu vida, la vida.

Pero como toda experiencia, aquella empezó a tocar a su fin, tu a Granada, yo a Sevilla, Felipe a su proyecto de pareja, y Migué al suyo. Por medio, negocios, pub, primos, amigos, risas, llantos, disgustos, viajes, vacaciones, valencia, camping, playas, nudismo, ligues, risas, risas, experiencias, mucha vida, vida, vida.

Y esa misma vida, te la jugó, la arriesgaste muchas veces, y le ganabas la partida siempre, pero ella se te puso taciturna, cabrona, jugando contigo donde ibas, al pueblo o la ciudad, solo o con la mama, ya no servían los consejos y controles de Felipe, ni las regañinas mías al teléfono, ni las de Luis o Antonia, la vida había empezado a hacerte trampas y mientras tu jugabas ella iba en serio, mientras tu reias y agachabas la cabeza, como dejando pasar, ella te tomaba la delantera, y en este oscuro octubre donde ni el otoño llega, ella te dio un zarpazo y se fué de tu lado, te dejo tirado sobre la cama de un hospital, a tí, que tantas veces te habias reido de ella, a tí socarron y cachondo, a tí que jugabas a hacernos felices, sabiendo que a veces tenias demasiados demonios dentro. Esa puta y perra vida, a la que tantas veces engañaste, te ha ganado la partida, eras consciente, lo sé que te la estabas jugando, y te ganó, y te dejo abandonado a tí sin ella, y a nosotros sin tí, ahora, nos toca, escribirte como recuerdo sabiendo que no lo vas a leer, pero por lo menos me queda el consuelo de soltar lágrimas de tinta porque de las otras ya tengo los ojos demasiado doloridos, que te quiero cabrón, que cuanto mas me cabreabas mas te quería, y nadie podrá quitarnos lo que hemos vivido, ni siquiera la vida, porque entonces éramos nosotros los que ganábamos siempre la partida.

Donde quiera que estes sigue riéndote, que nada ni nadie, ni siquiera la muerte te quite eso Miguel, tu eres grande.

Jose Salvador (en un octubre amargo a mi amigo del alma Miguel Cabeo)


jueves, mayo 12, 2016

¿QUITAR EL MIEDO?







¿Quitar el miedo? 
¿Cómo quitar el miedo cuando amas?
¿cómo se quita el miedo, 
sin matar el amor prohibido?
¿Quién ha prohibido el amor? 
Dónde esté el canalla.

Las canciones de amor deberán ser apagadas
las rosas deben marchitarse, la Luna apagar su luz
los besos encadenarse en los más oscuros de los infiernos
y los roces helarlos,
que ayunten a quien libidinoso ose acercarse.

¿Quitar el miedo? ¿Cómo quitar el miedo cuando amas?
aún no he sentido tu cuerpo destrozar el mío de amor
y ya me piden que tenga miedo
aún no sé a que saben tus jugos
 y me piden que deje seco ese ramaje.

Te he cantado en silencio, 
para que lo prohibido no mate mi inocencia
te he besado sin boca, ni lengua, 
para que el miedo se aleje de nuestro destino
te he abrazado, sin brazos, ni movimientos, 
para que no nos lleguen los infiernos
inundé de rosas imaginarias el lecho invisible donde gozamos
y te rocé tanto,
que sentí como se derretían todos los hielos.

¿Quitar el miedo?
He salido a la calle dando besos
lo sé, soy un inconsciente
porque solo daba besos a los hombres
no por misoginia, sino por quitar el miedo
los besaba en las manos
en la boca
en el pelo
en la cara
pero todo eran besos
a la luz del día
en la parada del bus
en el super
en la oficina

¿Quitar el miedo?
Anda y que se joda el miedo
que llenen de rosas al que ha prohibido el amor
que inunden de roces,
al que ha prohibido que dos sexos iguales se quieran.
Que lo besen, hasta que su cuerpo se derrita de placer
por favor, hacedlo, 
porque solo ellos son los que tienen miedo.

Jose L. Salvador
Lluvia de mayo siendo el 12 por la tarde noche de 2016




Nota:Al leer una noticia sobre dos chicos que han decidido casarse en el CETI de Melilla para quitar el miedo.

viernes, abril 29, 2016

De nuevo en pelotas ......








¿Y ahora que hacemos? De nuevo desnudos, en pelotas, en tetotas, sin nada que tapar, ni destapar, nos dicen, que lo que decidido aquel 20 de diciembre del año pasado no les sirve, que no les convence, que no soluciona nada, y nos piden que volvamos a elegir.

¿elegir? O más bien, decidir lo que ellos y ellas desean, quieren o tienen establecido, porque elegir, ya elegimos, votamos hace tan solo unos meses para delegar durante 4 años (toda una legislatura) a nuestros y nuestras representantes, aquellas mujeres y hombres, que legislarán nuevas normas o derogarán las existentes, que pondrán en marcha un nuevo proyecto donde la transparencia, la igualdad, la justicia social sean los ejes de la nueva política, con la exigencia de una participación más activa de la ciudadanía.

Otros y otras decidieron que había que mejorar pero a través de los mismos procesos y de las mismas personas y por lo tanto políticas, otros y otras eligieron más estabilidad y proclamaron representantes a aquellas mujeres y hombres que tenían más experiencia aunque ideológicamente fuesen más confusos.

En fin, que ELEGIR ya hemos elegido, con nuestros criterios y con la fuerza que nos da decidir con nuestro voto quien compone cada uno de los 350 asientos del Congreso de los Diputados del Estado Español.

Partidos antiguos con largos años de existencia, otros con menos pero también pertenecientes al “establishment”. Partidos que representan a espacios o territorios específicos del Estado, desde nacionalismos a mareas, o espacios en común. Partidos nuevos, que han crecido al albor de las nuevas generaciones e intentando recoger la presión y sentir de la calle, otros nuevos en formas y juventud pero viejo en ideas e ideologías, en definitiva, un Parlamento tan variado como la tertulia de cualquier bar de barrio.

Ahora les tocaba a ellos y ellas interpretar cada uno de los cambios, cada una de las decisiones, claro que no podía ser todo de un lado ni del otro, claro que la pluralidad les llevaba a estar permanentemente negociando, claro que es complicado, por eso elegimos, que ningún partido tuviese la fuerza suficiente por si solo, de hacer y deshacer, lo que le de la gana, que los tiempos del caudillismo, donde costaba diferenciar cada uno de los poderes del Estado, habían acabado, eran otros tiempos, son otros tiempos, no se si mejores o peores, pero lo que si tengo claro es que son diferentes.

Nos devuelven los votos, nos los lanzan a la cara y nos dicen: ciudadanos y ciudadanas estos votos no nos sirven para nada, no posibilitan estabilidad, no nos adjudican políticas de cambio, no nos permiten mejorar el estado del bienestar, nos condicionan a no llegar a acuerdos, son votos inútiles, que no sirven, que nos alejan de lo que queremos y de lo que estamos dispuestos a dar.

Cuando tenían mayorías absolutas, llamaban estabilidad a lo que nosotros llamaríamos “no me toques el sillón” quiero todo el poder, lo que ellos llamaban políticas para el cambio es lo que hace que perpetúen su poder y repartan “migajas de bienestar” y los hace más fuertes ante la ciudadanía, lo que ellos llaman Estado del Bienestar solo políticas de subsistencia, de dependencia de beneficencia.

Por eso nos devuelven los votos, por eso no les valemos, por eso no se sienten representados por sus votantes, por eso hoy se van de rositas tirándonos nuestros votos a la cara.

Otra vez de nuevo en pelotas, desnudos, sin nada que anticipe un buen abrigo, de nuevo, sin quererlo, nos dicen que esta es la solución más democrática ¿pero no nos preguntan si queremos bajar nuestras pensiones, o privatizar nuestra sanidad, comprar nuestra propia deuda con el dinero de nuestros ahorros, o privatizar los servicios públicos, de eso no nos preguntan, eso quizás no sea más democrático?. Hay que estar votando hasta que les guste el resultado, de nuevo, lo nuevo ya esta rancio, ya huele a viejo.

Y desnudo y en pelotas, y desnuda y en tetotas, tendrás que volver a a votar, cabreada y cabreado, sin ganas, con el voto cogido con pinzas y las urnas marraneadas de tanto mal uso, pero tendrás, tendremos que salir a votar.

Porque esta absurda y falsa democracia necesita de un solo voto para sentirse legitimado, y ese voto puede ser el mio, o el tuyo, o el de otra, y entonces, ya no valdrán reflexiones, ni escritos en blog, ni editoriales de prensa, ya solo nos tocará humilladamente esperar cuatro largos años. O que tampoco esta vez les guste el resultado.

Yo voy a votar, con rabia, con desasosiego, con ganas de patear cada una de las urnas que encuentre en mi camino, con ganas de convertir los colegios electorales en clases de zumba, donde mover nuestro cuerpo tan anquilosado, al ritmo de la nueva música, pero mientras eso llega, seré obediente de nuevo. esta vez.

Pensaré cada uno de los gestos, de las frases y de los hechos, de esta corta y absurda legislatura, y con todo ello, y con mis ideas, y con mis reflexiones el 26 de junio volveré a salir a la calle, tan ilusionado como el pasado 20 de diciembre, creyendo, pensando, rezando, que en mi sobre, llevo el cambio, el futuro mejor que nos espera.

Ojalá la próxima vez que me dejen en pelotas, desnudo, sea porque me han invitado a una bonita cala del Cabo de Gata y las urnas son el mar mediterráneo y la papeleta mi cuerpo disfrutando del agua salada.

Jose Salvador 29 de abril 2016
Un sencillo y cabreado votante